Written by 6:16 pm Digestión, Limpieza hepática

Cuando se obstruyen los conductos hepáticos

Eliminar los cálculos de los conductos biliares es uno de los métodos más expeditivos y eficaces que se pueden emplear para mejorar y recuperar la salud.
Piedras en el hígado y en la vesícula biliar

En la actualidad, el problema de salud más común, pero raramente admitido como tal es el bloqueo de los conductos biliares del hígado causado por los cálculos (ilustraciones 4b y c). 

Si el lector tiene alguno de los síntomas siguientes o sufre afecciones similares, es probable que tenga numerosos cálculos en el hígado y en la vesícula. 

  • Falta de apetito
  • Voracidad
  • Trastornos digestivos 
  • Diarrea 
  • Estreñimiento 
  • Heces de color arcilloso 
  • Hernia 
  • Flatulencia 
  • Hemorroides 
  • Dolor sordo en el costado derecho 
  • Dificultad respiratoria 
  • Cirrosis hepática 
  • La mayoría de las infecciones 
  • Elevados niveles de colesterol en sangre 
  • Pancreatitis 
  • Cardiopatía
  • Problemas cerebrales 
  • Úlceras duodenales 
  • Nauseas y vómitos 
  • Temperamento «bilioso» o malhumorado 
  • Depresión 
  • Impotencia 
  • Otros problemas sexuales 
  • Enfermedades de la próstata 
  • Problemas urinarios 
  • Desequilibrios hormonales 
  • Trastornos menstruales y menopáusicos 
  • Problemas con la visión 
  • Ojos hinchados 
  • Cualquier trastorno cutáneo 
  • Manchas hepáticas, especialmente en manos y cara. 
  • Episodios de mareo y desmayos 
  • Pérdida de tono muscular 
  • Sobrepeso 
  • Fuertes dolores de hombros y espalda 
  • Dolor encima de un omóplato o entre los omóplatos 
  • Ojeras 
  • Complexión mórbida
  • engua brillante o cubierta con una capa blanca o amarilla 
  • Escoliosis 
  • Gota 
  • Capsulitis del hombro 
  • Rigidez del cuello 
  • Asma 
  • Dolores de cabeza y migrañas 
  • Problemas de dientes y encías 
  • Color amarillento de la tez y los ojos 
  • Ciática 
  • Adormecimiento y parálisis de piernas 
  • Enfermedades articulares 
  • Problemas en las rodillas 
  • Osteoporosis 
  • Obesidad 
  • Fatiga crónica 
  • Enfermedades renales 
  • Cáncer 
  • Esclerosis múltiple y fibromialgia 
  • Alzheimer 
  • Frío en las extremidades 
  • Transpiración y calor excesivos en la parte superior del cuerpo 
  • Cabello muy graso y alopecia 
  • Cortes y heridas que sangran durante mucho tiempo y tardan en cicatrizar 
  • Problemas de sueño, insomnio 
  • Pesadillas 
  • Rigidez muscular y de las articulaciones 
  • Sensación repentina de calor o de frío 

Las personas con enfermedades crónicas tienen a menudo miles de piedras que les congestionan los conductos biliares. Algunas piedras pueden haberse formado también en la vesícula. Si se eliminan esos cálculos por medio de la limpieza hepática y manteniendo una dieta y un estilo de vida equilibrados, el hígado y la vesícula reanudan sus funciones originales y la mayoría de los síntomas de malestar o patológicos empiezan a remitir. El paciente puede descubrir que la alergia persistente que sufría se suaviza o desaparece. Se disipará el dolor de espalda y mejorarán la energía y el bienestar. 

Moritz, Andreas. Los secretos eternos de la salud (SALUD Y VIDA NATURAL) (Spanish Edition) (pp. 105-107). EDICIONES OBELISCO S.L.. Kindle Edition. 

(Visited 267 times, 1 visits today)
Close