Written by 5:59 pm Digestión • One Comment

Consecuencias de un colon sobrecargado 

La acumulación de materia fecal en el colon atrae a muchas bacterias destructivas, cuya actividad de descomposición genera toxinas.
Mujer con dolor abdominal

Los cambios estructurales que tienen que llevar a cabo los intestinos para acomodar el exceso de materia fecal en el colon son extraordinarios. Son cambios que afectan a la salud de muchos otros órganos del cuerpo. 

Una autopsia mostró un colon de 23 cm de diámetro que, cubierto de capas superpuestas de alimentos viejos no digeridos y mezclados con mucosa en durecida, tenía menos de un centímetro de luz disponible para el paso de las deposiciones. 

Un número cada vez mayor de hombres y mujeres acumulan tan sólo en el colon 1.800 g o más de materia fecal. Esto se hace evidente en las personas que tienen un abdomen enorme. En Estados Unidos, por ejemplo, el 65 % de la población tiene sobrepeso u obesidad. Los problemas de peso aparecen en primer lugar en el colon, y después en otras partes del cuerpo. La acumulación de residuos puede conducir a un colon transversal prolapsado (ilustración 9a), que a su vez hace que los órganos del bajo vientre, entre ellos la vejiga urinaria, la próstata o los órganos sexuales femeninos, se vean sometidos una gran presión. En consecuencia, esos órganos pueden desplazarse y ocasionar un daño estructural y funcional adicional.

“La acumulación de materia fecal atrae a muchas bacterias destructivas, cuya actividad de descomposición genera toxinas. 

Andreas Moritz

Cuando algunas de esas toxinas empiezan a infiltrarse en la linfa, la sangre y los órganos adyacentes a través de las paredes del colon, surgen complicaciones más graves que la simple «pérdida de línea». Migrañas, dolores de cabeza, dolores de cuello y de espalda, inflamaciones, tensión premenstrual, menstruaciones irregulares, calambres abdominales, quistes ováricos, inestabilidad emocional, trastornos sexuales, infecciones renales y de vejiga, pérdida de facultades mentales y cáncer son algunas de las complicaciones relacionadas con un colon sobrecargado. De hecho, es muy extraño que una enfermedad crónica no esté relacionada con alguna disfunción del colon. El intestino grueso alberga importantes puntos reflejos neurales, que conectan directamente a este órgano con todas las partes del organismo (ilustración11). Cualquiera que sea la zona del colon que esté vinculada con AMA, la parte correspondiente del cuerpo presentará síntomas de malestar y enfermedad.

Por ejemplo, si el tramo central del colon transversal está crónicamente congestionado y debilitado, lo más probable es que se sufra sinusitis. Del mismo modo, si se acumulan residuos tóxicos en la curva del colon ascendente y el colon transversal, se verá afectada la función del pulmón derecho.

Cuando se constriñe o se deforma la curva derecha del colon, los hombros se redondean, el impulso sexual disminuye y pueden sobrevenir migrañas. Muchas personas, sobre todo mujeres, sufren migrañas sin ni siquiera saber a qué se deben. Si hay sustancias irritantes cerca de la zona adyacente al punto reflejo colon-médula, los impulsos nerviosos pasan a la médula oblonga, en la base de la cabeza, y estimulan sus centros vitales. Uno de esos centros controla la constricción y la dilatación de los vasos sanguíneos. El dolor inicial ocasiona la constricción de los vasos sanguíneos, mientras que el dolor agudo causa la dilatación de los vasos, un descenso de la presión arterial y desmayos. El resultado es una mala circulación, especialmente en manos y pies. Hasta un 80 % de mujeres del mundo industrializado sufre migrañas leves o fuertes a causa de la disfunción del colon, siendo el estrenimiento la causa más común. Las migrañas pueden estar también causadas por otros tipos de congestión en el cuerpo, como el bloqueo del conducto biliar, cálculos renales, engrosamiento y debilitamiento de las paredes de los vasos sanguíneos, etc. 

Nota para quienes sufren migrañas: un nuevo estudio ha demostrado que las personas que sufren migrañas de tipo crónico pueden encontrar alivio con petasites o con el extracto de la raíz de petasites, Petadolex. El estudio se llevó a cabo en nueve clínicas de Estados Unidos y Alemania y estuvo coordinado por investigadores de la facultad de medicina Albert Einstein de Nueva York. Según el informe del citado estudio, los pacientes que tomaron 75 mg de esta hierba al día durante cuatro meses vieron reducida la frecuencia de sus ataques de migraña en un 50 %. El único efecto secundario fue el de eructos ocasionales. Otros estudios anteriores en Alemania confirman este hallazgo. El Petadolex puede adquirirse a través de diversas páginas de Internet. 

Los investigadores señalan también que la riboflavina reduce la frecuencia de los ataques de migraña. Entre los alimentos naturales con un elevado contenido en riboflavina se encuentran las verduras de hojas verdes, los aguacates y los cereales. El consumo de alcohol y de anticonceptivos orales suele causar deficiencia de riboflavina. El magnesio iónico es también muy beneficioso. Puesto que esos nutrientes tienen que ser absorbidos en el tracto intestinal, la obstrucción del colon puede dar lugar a diversas deficiencias. Si se alimenta al organismo con dichos nutrientes a la vez que se realiza una limpieza del tracto intestinal, es posible reducir o eliminar la causa de las migrañas. 

También podemos acabar con los dolores de cabeza estimulando la capacidad analgésica natural de nuestro organismo. Si se ejerce presión sobre un nervio justo por debajo de la ceja, la glándula pituitaria libera endorfinas analgésicas. También se liberan endorfinas bebiendo un vaso de agua en el que se han disuelto de 2 a 5 cucharadas de pimienta de cayena, si bien no todo el mundo puede soportar tanta pimienta. El cerebro libera endorfinas cuando la pimienta de cayena llega al tejido estomacal. Además, también se pueden aplicar compresas frías en la frente o en la nuca, y realizar masajes en las orejas, los lóbulos y la coronilla. 

Las personas que sufren dolores de cabeza deben comprobar los efectos secundarios de los fármacos que toman. Los fármacos suelen ser los únicos causantes de los dolores de cabeza que tiene la gente mayor. El riesgo aumenta cuando se toman múltiples medicamentos. Además, los desencadenantes más comunes de la migraña se encuentran en los productos químicos, en las comidas preparadas y en las bebidas, en refrescos, dulces, chocolate, bollería, pescado, carne, huevos, cacahuetes y otros frutos secos. 

Entre otros centros vitales de la médula están el centro cardíaco, que controla la frecuencia y la potencia de las contracciones cardiacas; el centro respiratorio, que controla la frecuencia y la intensidad de la respiración; y el centro reflejo, que inicia las acciones reflejas del vómito, la tos y el estornudo. La congestión del colon puede ocasionar trastornos en esas zonas vitales. 

Si los residuos tóxicos se acumulan por debajo del punto reflejo del pulmón en la primera sección del colon descendente, puede ocasionar problemas cardíacos. Una acumulación de residuos en la parte inferior del colon ascendente irrita los puntos reflejos del hígado y de la vejiga y puede provocar contracciones de los conductos biliares y formación de cálculos. 

La rigidez en la parte derecha del cuello indica que el movimiento de la materia fecal en el colon ascendente es muy lento y que provoca una sobrecarga tóxica e irritación del intestino. Si la rigidez se produce en el lado izquierdo, indica que se trata de un problema similar en el colon descendente. Cuando, además, la rigidez o el dolor se experimenta en la parte superior de ambos hombros, muestra que el colon transversal también está afectado. Una limpieza a fondo del colon puede resolver la situación y aliviar esas zonas.

Moritz, Andreas. Los secretos eternos de la salud (SALUD Y VIDA NATURAL) (Spanish Edition) (pp. 194-203). EDICIONES OBELISCO S.L.. Kindle Edition.

(Visited 75 times, 1 visits today)
Close